domingo, 17 de mayo de 2009



"anoche tuve un sueño, pero fue distinto a otros… las que soñaron fueron mis manos, y ellas se encargaron de contárselo al resto de mi cuerpo... te colaste por todos mis sentidos, estremeciste mi piel, por mi espalda escaló frío hasta llegar al cuero cabelludo, aumentaron mis pulsaciones a mil revoluciones por segundo, mi respiración entrecortada dejaba escapar suspiros de vez en vez, mis ojos permanecieron cerrados para retener tu imagen…"






la/el que se sonrojó al leerlo, levante la mano






3 comentarios:

durazna dijo...

jajajajaja
no aconteció nada tan importante... al menos la armónica y la oreja no son lo mismo...
amar es bello, lástima la soledad d emi amor...

y lo que ha escrito (o reproducido), me gustó, aunque todavía levente la mano

aunque rompa el encanto, como ya me ha pasado... si algún día quiere....
maria_rita_b@hotmail.com

Jorge dijo...

Esto es un viaje astral...

Saludos

Jorge dijo...

Gracias por tu visita y dejarte
un beso