lunes, 1 de junio de 2009

...todo lo que me decís tiene siempre la justa y misma puta puntería que un filo en el centro de mi centro...
parece que siempre estas viendo cosas en mi, que me resultan imperceptibles. Y tenés el presentimiento de que todos "los demás" también las ven, y yo sigo ahí parada en el medio, con mi armadura lista para el combate...






[una ilusión... se necesita siempre una
ilusión...
una pasión, se necesita siempre una pasión.]




vos sos mi ilusión y mi pasión.

3 comentarios:

durazna dijo...

gran problema la armadura
gran necesidad la ilusión...

a veces me cuesta ser capaz de disfrutarla sin combatirla, si a eso se refiere

anna dijo...

Gran amiga la armadura, a veces innecesaria pero como saber cuando lo es y cuando no. La ilusion siempre al lado pero cuando menos te lo esperas se marchita.

Bonita entrada. Un abrazo

Marie Augustine. dijo...

Me d apudor dejar una cicatriz.
No sé si será siempre necesaria una ilusión, puede ser que sí, por más que duelan mucho, por más que solo sean una invención.. Pero una pasión, eso si se necesita siempre.